El perito judicial o perito forense es un profesional dotado de conocimientos especializados y reconocidos, a través de sus estudios superiores, que suministra información u opinión fundada a los tribunales de justicia sobre los puntos litigiosos que son materia de su dictamen. 

Existen dos tipos de peritos, los nombrados judicialmente y los propuestos por una o ambas partes (y luego aceptados por el juez o el fiscal), y ambos ejercen la misma influencia en el juicio.

Los peritos judiciales son capaces de ejecutar, aplicar y utilizar todas las técnicas y recursos de una forma científica para una adecuada administración de los requerimientos de su campo laboral (recolección de pruebas, aseguramiento, preservación, manejo de la cadena de custodia necesaria para esclarecer la verdad, etc).

Entre los conocimientos generales, indistintamente de la especialidad del perito, se encuentran:

  1. Peritación.
  2. Normativa Básica Nacional.
  3. Reconocimiento pericial.
  4. Legislación sobre la práctica de la profesión en los Tribunales.
  5. Responsabilidad Civil.
  6. Informes periciales.
  7. Elaboración de Informes Técnicos.
  8. Elaboración de Dictámenes Periciales.
  9. Valoración de la Prueba Pericial.
  10. Legislación Nacional aplicable al sector del peritaje.


Consúltanos por Whatsapp

Si quieres más información rellena este formulario

Por favor, revisa los campos seleccionados
Antes de firmar/enviar tu solicitud, lee y acepta nuestra información básica sobre protección de datos, contenida en nuestra política de uso de datos

Gracias por contactar con nosotros

En la mayor brevedad posible nos pondremos en contacto con usted